martes, 6 de noviembre de 2012

¿CÓMO FUNCIONAN LAS ELECCIONES EN USA?

Meta: 270 votos

Hoy, los estadounidenses acuden a las urnas y votan por el candidato de su elección. Sin embargo, los que formalmente eligen al presidente son los miembros del Colegio Electoral o electores.

Existe un total de 538 electores en Estados Unidos. Cada Estado tiene derecho a un número determinado de electores según la cantidad de diputados que ese estado tenga en el Congreso.

Es necesario aclarar que diputados y senadores NO son miembros del Colegio Electoral, son sólo la referencia para su integración: los Estados más poblados tienen más diputados y, por lo tanto, más electores. Al mismo tiempo, todos los Estados tienen dos senadores, lo que asegura al menos dos electores para cada Estado.

Un ejemplo: California tiene 55 votos electorales: 53 electores por la cantidad de diputados que ese Estado tiene y dos electores por los senadores.  Es decir, si Obama gana en California se lleva los 55 votos electorales de ese Estado.

Así, los candidatos pelean por la mayoría de votos electorales, no por el voto popular. Es decir,  el candidato que gane la mayoría en un Estado se lleva todos los votos electorales que ese Estado tenga.

Maine y Nebraska son los únicos Estados que reparten los electores en proporción a la cantidad de votos correspondientes a  los distritos congresionales que cada candidato ganó, más otros dos por el Estado en su totalidad.

Los electores- miembros del Colegio Electoral- tienen la “obligación moral” de votar por el candidato que ganó en su Estado, pero podrían cambiar su voto si así lo quisieran.

En síntesis: el candidato ganador es el que se lleva la mayoría de los votos electorales: 270.

¿Porqué?

Los analistas coinciden en que el sistema fue concebido por los padres fundadores para vincular los pequeños Estados a la política federal y neutralizar las tentaciones secesionistas posteriores a la independencia.

Aunque el sistema electoral hace posible que un candidato vencedor en votos populares resulte con menos votos electorales porque no existe ninguna norma de proporcionalidad entre ambos, no existen voces mayoritarias en Estados Unidos que pugnen por su reforma.

Así, obtener una mayoría en votos populares no otorga mayor número de votos electorales, los candidatos sólo pueden contar con el número de votos previamente asignado por la fórmula antes descrita.

En cuatro ocasiones el candidato con más votos populares no ha resultado elegido:

·         En 1824, Quincy Adams fue electo presidente, aunque el general Andrew Jackson obtuvo más votos populares.

·         En 1876, Rutheford B. Hayes fue elegido presidente, aunque J. Tilden obtuvo más votos populares.

·         En 1888, Benjamin Harrison fue elegido presidente, aunque Grover Cleveland, presidente saliente, obtuvo más votos populares y

·         En el 2000, George W. Bush fue elegido presidente, aunque Al Gore, vicepresidente saliente, obtuvo más votos populares.

Sígueme: @RonaldOrtizG

4 comentarios:

Jorge Zetina dijo...

Muy buena entrada, corta pero al punto, gracias por la explicación.

A. Ronald Ortiz García dijo...

Gracias a ti por leerla y comentar. Saludos!

Edward Soberanis dijo...

Excelente aportación.

A. Ronald Ortiz García dijo...

Saludos Edward!